Noticias

El Gobierno aprueba una revisión de la demarcación notarial para la mejora del servicio público

El Gobierno aprueba una revisión de la demarcación notarial para la mejora del servicio público

La disminución de la actividad económica en los últimos años ha reducido el número de transacciones, fundamentalmente en los sectores inmobiliario y financiero, con la consecuente caída de la demanda del servicio notarial por parte de ciudadanos y empresas. Una circunstancia que obliga a acomodar la plantilla notarial a la realidad actual, reordenando territorialmente las notarías existentes, creando otras nuevas y, en su caso, suprimiendo las que se consideran innecesarias, según un comunicado remitido por el Ministerio de Justicia.


Por tanto, la nueva demarcación que se aprueba por este Real Decreto tiene por objetivo, no solo dar respuesta a la disminución de transacciones sino también solucionar desajustes de ordenación en el propio Cuerpo de Notarios, velando así por la accesibilidad de los ciudadanos a los servicios notariales en condiciones de igualdad en todo el territorio nacional.


Los notarios son profesionales del Derecho y, a la vez, constituyen un cuerpo único nacional de funcionarios, y como tal, dependen jerárquicamente de la Dirección General de los Registros y del Notariado del Ministerio de Justicia. Es por ello que el Estado, en el ejercicio de su competencia coordinadora, se reserva la facultad de fijar la demarcación notarial en todo el territorio. Respecto de Cataluña, el Real Decreto que hoy se aprueba respeta la competencia ejecutiva que esta comunidad autónoma tiene en materia de demarcación notarial y que se concreta en la facultad de determinar el número y clase de notarías que deberán existir en cada uno de los distritos notariales.


Novedades


La nueva demarcación mantiene al máximo las plazas rurales unipersonales, a fin de garantizar la existencia de despachos notariales en localidades donde solo hay una notaría, evitando así a los ciudadanos incómodos desplazamientos. Asimismo, a partir de ahora, las notarías podrán ejercer de Puntos de Apoyo al Emprendedor en poblaciones inferiores a 500 habitantes, posibilitando la creación electrónica de empresas y sociedades en localidades en que la notaría supone, a menudo, la única oficina pública de la zona. Finalmente, en relación a las plazas pluripersonales, se adopta el criterio de su reestructuración, amortizando únicamente aquellas que no sean imprescindibles para la prestación de un adecuado servicio público, atendiendo a los volúmenes de población y de contratación de cada localidad.